New York Times: Un par de gemelos, un solo delincuente: las pruebas de ADN para resolver crímenes

Scott MenchinRead in English Una noche de noviembre de 1999, una mujer de 26 años fue violada en un estacionamiento en Grand Rapids, Míchigan. La policía logró obtener el ADN del agresor por una muestra de semen, pero no hubo coincidencias genéticas en sus bases de datos. Los detectives no encontraron huellas dactilares en la escena y no localizaron a ningún testigo. La mujer, que fue atacada por la espalda, no pudo dar ninguna descripción.…