San Cristóbal dejó de ser la ciudad de la cordialidad para convertirse en la ciudad de la basura

Foto: Yamile JiménezLamentablemente San Cristóbal pasó de ser la ciudad de la cordialidad para convertirse en una ciudad oscura, llena de desperdicios y malos olores. Esquinas, calles, avenidas, islas y cualquier rincón de San Cristóbal es usado como basurero improvisado, no hay autoridad ni ley que detenga la alarmante contaminación que arropa a la capital tachirenses. El problema representa una emergencia en materia de salud pública, es inhumano caminar por las calles y aguantar los olores nauseabundo, ratas, insectos y zamuros.…